Siete pasos para reparar paredes con grietas

¡Manos a la obra! Un paso a paso para reparar grietas superficiales en tus paredes, esas que pueden deberse a factores como humedad, malas edificaciones, entre otros.

Materiales
Masilla
Lija
Enduido
Pintura
Espátula
Rodillo

Paso a paso
1. Analizá la grieta y su tamaño. Si son grietas de pintura, superficiales y de menos de 3mm, solo tenés que seguir con el paso 3. De lo contrario, agarrá una espátula e introducila en la grieta, golpeando ligeramente la zona para agrandar un poco la grieta y poder limpiarla correctamente.

2. Limpiá la grieta para quitar los restos de polvo y cemento. Hacelo con un cepillo, brocha o una aspiradora.

3. Prepará el yeso o la masilla. Si compraste una lista para aplicar, procede con el siguiente paso. De lo contrario, si tenés una en polvo, solo debes agregar un poco de agua y hacer una pasta.

4. Aplicá la masilla con una espátula. Usá la misma espátula para retirar los excesos.

5. Con la misma espátula aplicá el enduido para un mejor acabado.

6. Dejá que se seque por completo unas dos o 3 horas. Solo tenés que tocar la pared y si está húmeda, dejar secar más tiempo. Luego, lijá hasta que quede lisa. Hacelo con una lija grano 150 -180 para que no vaya a dañar o rayar el trabajo hecho.

7. Ahora tenés que pintar la zona que reparaste. Si no hay necesidad porque no quedó ninguna marca, pintá toda la pared. Si son espacios que tienen humedad, como la cocina o el baño, lo mejor es pintar con pintura antihongos.

Recomendación
Recordá usar elementos de protección personal y cuidá siempre tu salud.

Encontrá todo lo que necesitás para reparar tus paredes en Sodimac