Paso a paso para hacer un placard empotrado

Si te gusta la carpintería y tenés espacio en tu dormitorio para un mueble, podrías aprender a hacer un placard empotrado. Si tenés espacio entre paredes en alguna habitación, te gusta un poco la carpintería y te animás a experimentar, esta nota te enseña cómo hacer un placard empotrado.

1. Imaginar y dibujar

Una de las ventajas de hacer tu propio placard empotrado, en lugar de comprarlo, es la seguridad de que quedará tal cual lo pensaste. Sin embargo, para que eso pase, nuestra recomendación es que no solo imagines cómo quedará, sino que lo dibujes.

¿Cómo hacer un placard empotrado? Tomá primero las medidas del espacio que tenés. Después podés calcular las medidas de los cajones, estantería y el espacio para colgar la ropa

Imaginá que estás jugando tetris y que no solo se trata de acomodar la ropa, sino de que se vea bien. Dibujá cuantas veces sea necesario. Lo que tenés que hacer es un plano del placard.

2. Las herramientas

Hay herramientas con las que sí o sí tenés que contar si querés hacer un placard empotrado de la más alta calidad. Algunas de ellas son:

– Madera.
– Sierra de calar.
– Lija.
– Pintura.
– Clavos.
– Martillo.
– Barniz.
– Grapadora de buen calibre.
– Taladro.
– Tornillos.
– Pegamento.
– Metro.

3. Cortar, lijar y barnizar

Una vez que compraste todos los materiales, lo primero que recomendamos es agarrar las láminas de madera y, con un lápiz, marcar dónde tenés que cortar. Tomá las medidas al menos un par de veces para no tener dolores de cabeza.

Usá la sierra de calar para obtener todos los elementos del interior del placard, así como de las puertas. Cuando estamos aprendiendo a hacer un placard empotrado, la recomendación es que las puertas sean de corredizas.

Luego de que tenés cada una de las piezas del placard, lijalas. Es indispensable, sobre todo por cuestión de estética que no quede ningún tipo de desnivel.

Antes de comenzar a barnizar, usá anteojos de protección, guantes y ropa que se pueda manchar. Aplicalé a cada una de las maderas del placard tres capas de barniz y deja secar durante un día.

4. Pegar y ensamblar

Para empezar a armar, lo primero que tenés que chequear es que las piezas encajen perfectamente. Para ciertos puntos, si te parece necesario, agujereá con un taladro y usá tornillos para fijar las partes. Si no es así, sencillamente, podés encolar.

Cuando se trata de hacer un armario empotrado, sin duda, es necesario saber encolar. Aplicá cola a las partes que unirás y hacé una presión constante hasta que la totalidad del pegamento endurezca. De ser necesario, utiliza clavos.

Una vez ensamblada la estructura general del placard empotrado, ubicá las estanterías. Si bien podés hacer los ángulos para sostener las piezas en madera, también podés comprar unos metálicos: lo único que debés hacer es taladrar y atornillar. Primero poné un estante a media altura para solidificar la estructura del placard.

5. Instalar las puertas corredizas

El último paso es instalar las puertas corredizas, es necesario que compres el sistema corredizo para placard y que los cortes teniendo en cuenta la medida de tu placard. Instalá el sistema corredizo tanto en la parte superior como inferior. Es necesario que hagas unas tres perforaciones con el taladro utilizando una broca de ⅛. Tornillá.

Colocá un herraje con rueda tanto en la parte superior como inferior de cada puerta. Ya finalizado, ¡esta listo para que lo uses!

Si aún no te decidís, no te preocupes, Sodimac cuenta con el Servicio de armado de placards para ayudarte a hacer tu proyecto realidad.

¿Te gustó esta nota sobre cómo hacer un placard empotrado? Encontrá mucho más en Sodimac.com