Consejos para elegir el placard ideal

Ya sea para ordenar prendas, accesorios y zapatos o como protagonistas de tendencia en tu habitación, la elección de un placard dependerá del estilo, del espacio disponible y de las necesidades de almacenaje. Descubrí todo lo que necesitás saber para que tu dormitorio tenga el placard ideal.

¿Cómo elegir tu Placard?

Como en todo proyecto, lo primero es medir y tener claro el tamaño del mueble y del espacio donde irá ubicado.

Las dimensiones

  • Medí el espacio disponible para el nuevo placard (altura, ancho y profundidad).
  • Considerá un área libre de 1 metro como mínimo frente al placard para abrir las puertas y poder buscar la ropa sin problemas. Si el espacio es chico, considerá instalar uno con puertas corredizas, que requieren idealmente un paso libre de 80 cm.
  • Profundidad: Un placard promedio tiene cerca de 50 cm de profundidad. Para espacios pequeños existen desde 35 centímetros de profundidad, con cajones y/o repisas.
  • Alto: La altura promedio es de 180 cm. Hay opciones de más de 200 cm.
  • Ancho: Un placard pequeño tiene cerca de 60 cm de ancho. Uno mediano, 120 cm. Uno grande, de 180 a 200 cm. Uno modular puede superar los 200 cm.

¡Guarda todo!
Antes de optar por algún modelo pensá qué vas a guardar en él y cómo llevarás a cabo la organización interior. Tus diversas prendas y objetos de uso personal tienen diferentes exigencias de almacenamiento, por eso evalúa, por ejemplo:

  • Si tu ropa debe estar colgada en una o más barras o almacenada en repisas y cajones.
  • Dónde colocarás tus zapatos.
  • Si tus accesorios o pequeñas prendas tienen un lugar adecuado.
  • Si guardarás también valijas o carteras.

Espacio interior
Una vez que hayas revisado lo que vas a almacenar, mirá el interior del placard. Una óptima distribución es básica para que tu mueble se adapte a tus requerimientos y estilo de vida; además debe permitirte ordenar tu ropa cómodamente y ganar espacio. Considerá si el placard tiene suficientes barras, cajones y repisas, o si preferís los espacios interiores más abiertos y amplios.

Podés encontrar más claves para la organización de tu placard en esta nota

¿Qué tipos hay?

— Placard de aglomerado con folio

  • Se construyen con tableros de partículas de madera aglomerada recubiertos con folio, que es una especie de papel de gran duración y adhesión. Pueden simular perfectamente la madera.

— Placard de MDF

  • El MDF (fibra de densidad media, también conocido como Trupan) es suave y homogéneo al tacto. Se fabrica con fibra de madera de pino mezclada con resina y cera, sometida a presión y calor.
  • Están impregnados con un barniz especial de alta resistencia que evita el deterioro y permite una limpieza fácil.
  • Este tipo de material evita el desarrollo de microorganismos en su superficie, por lo que es ideal para ambientes donde la higiene es importante, como piezas de bebés.

— Placard de madera (madera terciada)

  • Fabricados con madera aglomerada que ha sido enchapada con fibras naturales, para dar la apariencia de veta.

— Placard de MDP

  • El MDP es uno de los aglomerados más populares. Es fabricado con finas partículas de madera, comprimidas y unidas con adhesivo ureico. Posee baja emisión de compuestos químicos volátiles.
  • Puede ser pintado, enchapado y recubierto con laminados de alta presión (folios o melamina).

— Placard de Melamina

  • Los tableros han sido recubiertos por ambas caras con láminas impregnadas en resinas melamínicas, que se fusionan por medio de presión y temperatura. Este proceso crea una superficie impermeable, muy dura y resistente al desgaste.
  • Cuentan con protección antimicrobiana, que disminuye hasta en un 99,9% la presencia de bacterias y moho en las superficies.

¿Cómo organizar el placard?

Podés reducir el desorden y aumentar el espacio de almacenamiento con elementos de organización.

  • Maximizá el uso de las barras con perchas múltiples (hay específicas para pantalones, camisas, vestidos, corbatas, cinturones, pañuelos).
  • La percha ahorra espacio tiene un gancho único que sujeta en la misma estructura 4 perchas a la vez.
  • Guardá la ropa que no uses en bolsas al vacío. Con una aspiradora se les absorbe el aire, comprimiendo el volumen de la ropa y eliminando el riesgo de humedad y polillas.
  • Usa organizadores en los cajones, para mantener la ropa ordenada y a la vista.
  • Elegí las cajas colapsables de tela: no se enganchan con telas delicadas y podés doblarlas cuando no están en uso.
  • Sumá un zapatero, uno para puerta o un rack de zapatos para mantener el calzado ordenado y en buen estado.

 

En Sodimac encontrarás el modelo adecuado para ti en la categoría Placares y podés contar con servicio de armado.