¿Cómo elegir una silla de escritorio?

La silla de escritorio más que un accesorio es el elemento fundamental para evitar las molestias corporales y malas posturas. Por eso, antes de comprar una te ayudamos a elegir la correcta para ti. Con esta guía de Sodimac te asesoramos para que puedas tomar una buena decisión.

Características para elegir una silla de escritorio

Elegir una silla de escritorio ideal es muy simple. Tené en cuenta estas pocas consideraciones y sabrás que has tomado la mejor decisión.

Una silla ergonómica.
Una silla ergonómica es la que permite que mantengas una buena postura, para eliminar así la tensión de tu espalda, cuello y hombros. Por sus características, disminuye la sensación de cansancio aumentando el rendimiento.

Una silla para tu contextura física.
No todas las sillas de escritorio serán cómodas y útiles para cualquier persona, hay que considerar la contextura física, el alto y el peso de quien la usará. El alto de la silla de escritorio debe ser acorde además de a tu contextura, al alto de la mesa o escritorio donde trabajarás. El asiento debe ser amplio y acolchonado, con tamaño suficiente para que puedas apoyar los pies en el suelo protegiendo las rodillas y dejando descansar la espalda sobre la silla.

Una silla con estabilidad y movilidad.
Una buena silla de escritorio debe tener puntos que den estabilidad a la base, eso es muy importante para sentirse seguros y poder descansar mientras estás sentado.

Si decidís adquirir una silla que tenga ruedas, es recomendable que tenga de 4 a 5 ruedas para garantizar mayor estabilidad. Verifica también que las ruedas se muevan con facilidad.

Antes de comprar, revisá el tamaño de la silla, tanto en su base como en el asiento. Estas medidas deben coincidir con el espacio que tenés disponible junto a tu escritorio, considerando el espacio que ocuparás cuando esté sentado en ella.

Consejos para un mejor uso de tu silla de escritorio

Seguro pensás que una vez armada tu silla, solo debés sentarse. Y tenés razón. Pero para que estés más cómodo y se mantenga mejor, mirá algunos puntos que pueden jugar a tu favor.

Uso

  • Párate al lado de la silla y ajustá su altura hasta que la parte superior del asiento quede justo debajo de tu rodilla.
  • Regulá la altura para que al sentarte, el borde superior de la pantalla o monitor quede a la altura de tus ojos o un poco más abajo.
  • Tu cabeza y cuello deben estar en posición recta, los hombros se mantienen relajados y tus codos deben quedar pegados a tu cuerpo y doblados, para que tus brazos y antebrazos formen un ángulo recto.
  • Tus piernas deben quedar dobladas en un ángulo recto y los pies apoyados en el suelo. Si no alcanzas, puedes usar un apoyapié, de preferencia regulable y antideslizante.

Seguridad

  • Para un uso seguro de la silla de escritorio, es fundamental respetar el peso indicado por el fabricante y no sobrepasar esta carga.
  • No uses la silla para fines diferentes de los que establece el diseño, incluso subirte de pie sobre ella puede causar daños a su estructura y, peor aún, provocarte un accidente.
  • No permitas que niños jueguen en las sillas reclinables, dado que éstas pueden voltearse si no está el peso concentrado en el asiento.
  • Los médicos recomiendan realizar pausas de 5 minutos cada una hora de trabajo. Ponete de pie y mové los brazos. Este movimiento permite evitar riesgos a la salud causados por estar sentado por demasiado tiempo.

Mantención

  • Revisá y ajustá los tornillos cada cuatro meses o más, si le das un uso muy intenso a tu silla. Así evitás que con el movimiento se suelte un tornillo y se desprenda una de sus partes, con el riesgo de caerte mientras la estás usando.
  • Para que las ruedas se mantengan giratorias y se desplacen suavemente hay que limpiar hilachas y pelusas que se acumulan en ellas. Esta es una limpieza que hay que hacer todos los meses, sobre todo si la silla está sobre una alfombra.
  • Comenzá la limpieza sacudiendo o aspirando el tapiz, fíjate de aspirar en la unión del asiento con el respaldo que es donde queda atrapado más polvo y pelusas.
  • Si el tapiz es de ecocuero, podés limpiarla con un paño húmedo, si es de tela podés usar quitamanchas especiales para textiles.

En Sodimac encontrá el modelo de silla adecuado para ti en la categoría de Sillas de Oficina.