Cámaras IP hogareñas: tecnología y practicidad para proteger tu casa

La tecnología es un excelente aliado para mantener su casa segura. Entre las soluciones que ofrece están las cámaras de monitoreo, que permiten grabar imágenes del interior o los alrededores de tu vivienda y ayudan a evitar robos e identifican a los invasores. Aunque muchas personas todavía creen que es necesario realizar grandes inversiones y reformas para poder contar con esta seguridad, es posible tener una cámara IP doméstica, la más moderna del mercado, a un precio accesible. Con imágenes de alta definición, fácil instalación y monitoreo remoto, son la opción ideal para aquellos que desean proteger su propiedad y su familia.

Tecnología IP residencial: ¿cómo funciona?

La tecnología IP es la más moderna en sistemas de monitoreo. Permite el tráfico de datos, como imágenes y sonidos, a través de la red. Es la misma innovación detrás de las llamadas telefónicas, correos electrónicos, aplicaciones de teléfonos inteligentes e Internet en general. Aplicado a las cámaras, trae una serie de beneficios, que incluyen una calidad de imagen superior y acceso remoto.

¿Por qué invertir en tecnología IP para su hogar?

— Calidad de imágenes. Ofrecen resolución en alta definición y tecnología de escaneo progresivo, que ofrece más nitidez y detalles. Por lo tanto, permiten identificar cualquier movimiento extraño con claridad. Algunos modelos incluso cuentan con un iluminador infrarrojo que emite luz que no es visible para el ojo humano. De esta manera, la cámara puede alcanzar una distancia de hasta 30 metros en la oscuridad. Son ideales para su uso en entornos con poca luz o sin luz.

— Fácil instalación. Usan menos cables porque, no requieren una toma de corriente cerca del dispositivo. Además, la instalación está descentralizada y no es necesario llevar el cable de la cámara a la grabadora, ya que el equipo está conectado a la red y puede estar en diferentes entornos. Por lo tanto, todo se puede implementar sin romperse y muy fácilmente, tanto en interiores como en exteriores; existen modelos con protección contra residuos sólidos y líquidos como la lluvia, el sol y el polvo, lo que garantiza su durabilidad y seguridad. Una gran solución en sistemas de monitoreo para el hogar son las cámaras Wi-Fi, de muy simple instalación.

— Permiten monitoreo remoto.  Se conectan a la red WI-Fi y sus imágenes pueden monitorearse en forma remota, utilizando una aplicación en su smartphone. No importa dónde estés, siempre podrás ver qué sucede en tu hogar. Algunos modelos tienen la función de enviar notificaciones en caso de movimientos; también hay algunas con función de audio bidireccional, que le permite comunicarse con el entorno monitoreado. Por lo tanto, además de inhibir el robo, algunos modelos pueden emplearse para otras funciones, como monitorear la habitación de los niños e incluso vigilar a las mascotas.

En Sodimac tenemos la cámara que necesitás para tu hogar y además contamos con servicio de instalación.