Ocho consejos para ordenar tu escritorio y espacio de trabajo

Trabajar o estudiar desde casa puede ser un desafío. Mantener organizado y en orden en tu escritorio es clave para tener una mejor calidad de vida y también ser más productivo. Organizadores, un mural, o etiquetar los elementos, son sólo algunas de las ideas que podés poner en práctica. ¿Querés conocerlas todas? Entonces, seguí leyendo.

¿Qué hay en tu escritorio?
Hacé una revisión profunda de todo lo que hay en tu escritorio. Desde los archivos hasta adornos, es muy importante que sepas qué cosas tenés para luego categorizar y priorizar cada elemento.
Organizá todo de acuerdo al flujo de trabajo, ¿qué objetos son de uso diario? ¿qué usás de vez en cuando? Deshacete de aquello que ya no ocupás, tirá, reciclá o regalá. Agrupá los elementos de izquierda a derecha, primero los que usás constantemente, luego los de uso moderado, y finalmente lo que se puede guardar por un buen tiempo.

Muebles adecuados
Ahora que ya tenés claro qué cosas tenés, es hora de definir los muebles para tu espacio de trabajo. Probablemente ya cuentes con una mesa, sin embargo, podés agregar otras piezas más pequeñas como una cajonera o una repisa de varios niveles. Las primeras serán perfectas para guardar aquello que usás regularmente, pero que hacen que tu espacio se vea desprolijo, como carpetas, revistas, etcétera. Además, los cajones son excelentes para esconder tu computadora una vez que termine la jornada y así darte la sensación que “saliste” de la oficina. Finalmente, las repisas te ayudarán a tener todo en un solo lugar y a la vista. Además te darán espacio para poner otros elementos como adornos o plantas.

Archivadores
Mantienen ordenados uno de los elementos que con mayor facilidad se pierden o ensucian: los papeles. Podés usar aquellos que son como cajas (parecidas a las de cereales), categorizarlos y tenerlos siempre a mano. Una buena idea es escribir lo que contienen, o usar de diferentes colores para categorizar los documentos.

Usá la pared
La pared siempre será un espacio que podés emplear, sobre todo si tu escritorio es pequeño. Además, al colgar las cosas podrás tener los elementos a la vista y evitar amontonarlos sobre la mesa. Podés recurrir a una rejilla y usar clips para afirmar papeles o recordatorios. Si querés espacio para tus lápices o cosas de mayor volumen, colocá una barra y sumale canastos que te servirán como organizadores.

Cajas y canastos
Son un must a la hora de organizar. Te permiten guardar todas esas cosas que no utilizás todos los días, pero que sí necesitás tener a mano. Podés poner algunas cajas de cartón o plástico pequeñas sobre tu escritorio, existen varios modelos con colores y diseños muy lindos. También vale recurrir a los canastos y ponerlos en tus repisas, se verán muy decorativos y le darán un toque elegante a tu espacio de trabajo.

Ponele nombre
Utilizá etiquetas o stickers para marcar tus cajas, archivadores o cajones. Es una excelente forma para saber dónde guardar cada elemento y te ahorrará un montón de tiempo cuando necesites buscar algo. Podés usar los clásicos adhesivos blancos o recurrir a otros de fondo negro y superficie tizada. También existen etiquetadoras en las que podés escribir “a máquina” y luego pegarlas. Si no contás con ninguna de estas opciones, fabricá tus propios marcadores con un trozo de cartulina: cortalos con la forma de un rectángulo, hacele un agujero con una perforadora y pasale un hilo para que puedas colgarlas de las manija de los cajones o de la tapa de una caja.

Pizarra o mural
Las pizarras o corchos son ideales no sólo para los papeles o notas, también para tu calendario. Usalos para colgar o dibujar un planificador con los días de la semana y horarios, así mantendrás tu agenda a la vista con todas las reuniones, llamadas o mails que debas enviar.

Tu sello personal
Por último es muy importante que agregues tu sello personal, aquellos elementos que harán de tu espacio único y especial. Puede ser un adorno, el recuerdo de un viaje, una planta o una pared de inspiración. Tener imágenes que te gusten, recortes de revistas, dibujos de tus hijos o fotografías, siempre será una buena forma para mantenerte motivado y con una sonrisa.

Trabajar o estudiar desde casa siempre será más fácil en un espacio ordenado y que te haga feliz. ¡Te invitamos a poner estos consejos en práctica!

Encontrá mucho más en Sodimac.com