Cómo decorar una oficina de trabajo para mejorar tu productividad

La decoración adecuada de un espacio de trabajo es la clave para la productividad y la creatividad. Si pasás la mayor parte del tiempo en tu oficina prestá atención a la decoración, ya que incide en tus estados de ánimo y en tu disposición. Lo ideal es que sea un espacio en el que te guste estar. mirá algunas ideas para decorar una oficina de trabajo.

1. Tirá lo que no sirva

Un lugar de trabajo ordenado ayudará a que te sientas a gusto y aportará creatividad y productividad. Queremos compartirte algunos consejos para que aprendas cómo decorar una oficina de trabajo.

Como primera medida, tirá las cosas que no uses. Es importante que saques lo almacenado e innecesario: agendas o notas viejas, lapiceras que no funcionan, marcadores secos, post-its con tareas cumplidas, etcétera. Poné todo sobre tu escritorio y decidí qué dejás y qué tirás, teniendo en cuenta qué usarás. Dejá sobre tu escritorio lo esencial y guardá dentro de los cajones lo que usás menos, dejando solo lo necesario a la mano.

Recordá que un espacio más limpio, ordenado y visualmente agradable mejorará tu creatividad y concentración. Entre menos distracciones visuales tengas, más enfocado y relajado estará tu cerebro. Una muy buena idea para decorar tu oficina es colocar pequeños organizadores: para resaltadores, lapiceras, notas, clips, etcétera.

Mirá todos nuestros artículos de organización de escritorio y elegí el ideal para tu oficina.

2. Aprovechá el espacio.

Aprovechar un espacio chico como el de una oficina de trabajo es realmente muy fácil. Solamente se necesita un poco de creatividad e ingenio a la hora de ganar más espacio.

Si tu deseo es crear la ilusión de amplitud, tenés que ganar en luminosidad. Te recomendamos usar lámparas de techo o de mesa. Existen miles de opciones que podés hacer vos mismo siguiendo tutoriales en la web. Teniendo buena luz en tu oficina de trabajo, vas a poder mejorar tu productividad y concentración.

Otra buena idea para decorar una oficina de trabajo es pintar las paredes de blanco o de colores claros y preferir los muebles blancos, de madera clara o de vidrio. Un mueble oscuro o colores demasiado invasivos en las paredes van en contra de la sensación de amplitud del espacio.

Si te gustan los cuadros o la fotografía, podés poner varios de distintos tamaños y jugar con los desniveles para darles dinamismo. Si en cambio querés darle un toque natural, podés incluir algunas plantas suculentas. Recordá que menos es más. Tené presente que los objetos agradables, el arte y la naturaleza contribuyen a tu productividad y además ayudan a decorar tu oficina de trabajo.

3. Cuando la oficina está en casa.
Ya hemos visto cómo decorar espacio de trabajo, ganando en amplitud, luminosidad, energía y, por ende, en productividad. ¡Felicitaciones! Acabas de convertir tu oficina en un espacio confortable, en el que te gusta estar.

 

Tips para elegir dónde instalar el espacio de home office

– Si tenés la posibilidad de elegir dónde ubicar tu oficina de trabajo, aprovechá los rincones con ventanas, para tener la mayor parte del día luz natural. Ahorrás energía y ganarás en circulación de aire.
– Alejá tu oficina de trabajo de los espacios ruidosos o muy transitados por la familia. Para mejorar tu productividad, evitá tener cerca ruidos o distracciones.
– Mantené tu espacio siempre limpio y ordenado. Tratá de usar tu oficina de trabajo solo para trabajar: si vas a comer o beber, lo ideal es que te tomes un descanso y que lo hagas en un espacio alejado de tu escritorio.

– Finalmente, te sugerimos colocar algún post-it o recordatorio permanente con alguna frase que te motive a trabajar para alcanzar tus metas y sueños.

Encontrá mucho más en Sodimac.com