¿Cómo elegir el mejor sistema de calefacción?

El frío ya llegó y calefaccionar adecuadamente nuestra casa es una prioridad. Hoy se encuentran alternativas ecológicas que protegen el medioambiente y permiten ahorrar hasta un 40% de energía en comparación con otros sistemas antiguos. Sodimac puede asesorarte para que conozcas los distintos sistemas de calefacción y disfrutes del invierno.

Qué considerar al elegir un buen sistema de calefacción:

Tamaño de los espacios
Cada sistema de calefacción tiene características que lo hacen más o menos adecuado las habitaciones de tu casa. El tamaño y el nivel de ventilación de aire de cada espacio es uno de los factores esenciales para elegirlo. A mayor capacidad calórica, mayor será el espacio que puede calefaccionar un dispositivo de forma efectiva.

La eficiencia energética y el gasto mensual
Otro factor muy relevante es la eficiencia energética y capacidad calórica de una estufa. En algunos casos, un tipo de estufa puede calentar fácilmente 40 metros cuadrados, mientras que otra como máximo será capaz de temperar un espacio de 8 o 9 metros. Esto implica que con algunos tipos de estufa deberás tener encendido 2 o 3 aparatos para lograr la misma temperatura que se logra con una estufa de otro.

Ventilación de la habitación
Es importante considerar el nivel de renovación de aire que tiene la habitación que se calefaccionará, algunas estufas necesitan ventilación constante del ambiente, por ejemplo las de gas. Como regla general, es mejor evitar calefaccionar habitaciones sin buena ventilación, como baños sin ventanas o cualquier lugar con poco flujo de aire. Si fuese absolutamente necesario, preferí sistemas de calefacción eléctricos y usalos por períodos acotados de tiempo.

Tipos y características de las estufas eléctricas 
Si necesitás una fuente de calor limpia, que no genere olores y que puedas transportar fácilmente de una habitación a otra,  podés elegir una estufa eléctrica. Hay diferentes tipos como convectores, termoventiladores, radiadores de aceite y halógenos. No requieren recargas de combustible, solo conexión directa a la electricidad. Las estufas eléctricas proporcionan además seguridad. Son perfectas para casas con niños, pues no consumen el oxígeno del medioambiente, ni contaminan el aire. Además, mantienen una habitación temperada a un nivel medio durante varias horas, por lo que no es necesario regular demasiado su potencia una vez encendida. Algunos modelos son aptos para usar en baños.
¿Dónde usarlas? Son ideales para dormitorios, pasillos y espacios pequeños.

Tipos y características de las estufas a gas
La estufa a gas es una de las fuentes de calor más tradicional.  Con el tiempo  han mejorado su eficiencia y efectividad. Termostatos, encendido eléctrico, controladores de oxígeno en el ambiente y sistemas para prevenir accidentes en caso de volcamiento son algunos ejemplos de su evolución. Sin embargo, el factor más relevante, por lejos, es que son económicas y calientan el ambiente más rápido que las estufas eléctricas. Calefaccionan por radiación, generan calor mediante la combustión de gas, generalmente butano, en un quemador.
¿Dónde usarlas? Recomendables solo para ambientes con ventilación constante. Utilizadas en living, comedor, cocina y espacios amplios.

Tipos y características de las estufas a leña
Son perfectas para lugares donde existen corrientes de aire que ayuden a repartir la calefacción cubriendo todas las habitaciones. Si la casa es de más de un piso se aconseja instalar cerca de la escalera, ya que el aire caliente tiende a subir.
Son estufas construidas de acero, con interior de ladrillo refractario y vidrio en la puerta. Calefaccionan por radiación y, en menor medida, por convección por lo que el calor se difunde usando la circulación natural del aire. Proporciona una temperatura uniforme a todo el espacio y en las habitaciones cercanas.
Las estufas a leña son artefactos seguros y calientan 6 a 7 veces más que una chimenea abierta, además producen menos efectos contaminantes al estar equipados con una doble cámara de combustión, en la primera queman la leña y luego queman los gases nocivos.
¿Dónde usarlas? Se recomiendan para espacios amplios y que posean ventilación constante. Se debe usar leña seca y revisar la normativa vigente según la zona donde vives. Se recomienda su uso en living, comedor, pasillo, sala de estar y espacios amplios.

Estufas a pellets
Las estufas a pellets son un medio de calefacción limpio y eficiente, ya que el pellet es un combustible 100% renovable y que no lanza emisiones de CO2 a la atmósfera, ofreciendo una eficiencia de más del 80%.
El pellet es un tipo de biomasa que se compone de aserrín y virutas prensadas, que provienen de residuos industriales y agrícolas, generando muy pocas cenizas y hollín.
¿Dónde usarlas? Para decidir dónde colocar la estufa de pellets, buscá un lugar desde el que la estufa caliente bien toda la casa, o desde donde se pueda distribuir el calor. Tené en cuenta que necesitás poner un tubo con salida exterior para evacuar el humo, y también una conexión eléctrica, ya que tiene encendido automático que podés programar.

Encontrá todo lo que necesitás en Sodimac.com y ¡hacé tu proyecto realidad!