Cómo elegir el mejor sistema de calefacción para tu hogar

En los días fríos tu casa puede tener calor y esta guía de Sodimac te ayudará a decidir cómo calefaccionar tu hogar.

A la hora de elegir correctamente, hay que considerar varios factores, como tamaño de las habitaciones, tipo de combustible, eficiencia y costo, estética, personas que viven en la casa, e incluso la salud. Por eso antes de tomar una decisión definí tus necesidades, considerando estos aspectos:

1. Tamaño de los espacios. No todos los calefactores son adecuados para cualquier habitación, el tamaño y el nivel de ventilación de aire son requisitos esenciales a considerar antes de elegir un sistema de calefacción. Te recomendamos considerar el tipo de habitación (baño, comedor, dormitorio) para que la elección sea más fácil.

2. Ventilación. Considerá el nivel de renovación de aire que tiene la habitación que quieras calefaccionar, algunas estufas necesitan una ventilación constante del ambiente, por ejemplo las de gas.

3. ¿Quién vive en la casa? Si hay niños, lo ideal es tener estufas eléctricas, ubicadas en los lugares donde ellos están la mayor parte del tiempo, ya que templan rápidamente sectores acotados. Si tu familia tiende a reunirse en distintas habitaciones de la casa, una estufa portátil será esencial y podrás trasladarla de un lugar a otro sin problemas. Otra alternativa es poner un calefactor de pared en el pasillo para templar las habitaciones y otra estufa para el comedor.

Tipos y características de las estufas eléctricas 

Si lo que necesitás es una fuente de calor limpia, que no genere olores y que puedas transportar fácilmente de una habitación podés optar por una estufa eléctrica. Hay diferentes tipos como convectores, termoventiladores, radiadores de aceite y halógenos. No requieren recargas de combustible, sólo conexión directa al suministro eléctrico. Además, algunos modelos son aptos para usar en baños.¿Dónde usarlas? Se recomiendan para dormitorios, pasillos y espacios pequeños.

Tipos y características de las estufas a gas 

Calefaccionan por radiación, generan calor mediante la combustión de gas, generalmente butano, en un quemador. Dependiendo del tamaño del espacio a calefaccionar debe elegirse su potencia:

• 1560 kcal/h para espacio pequeños.
• 3000 kcal/ para espacios medianos.
• desde 3600 kcal/h para espacio grandes.

Pueden ser estufas a gas infrarrojos o estufa blueflame, también conocida como llama abierta, porque en el panel puedese ver el encendido de su llama. Ambas permiten movilidad por su sistema de ruedas y un rendimiento eficiente debido a los quemadores, durables y de bajo consumo.
¿Dónde usarlas? Se recomiendan para dormitorios, pasillos y espacios pequeños.

Características de las estufas a leña 

Las estufas de leña son aparatos de calefacción con los que conseguirás un calor natural, confortable y ecológico en tu vivienda. Una de sus principales características es que utilizan una fuente de energía renovable como es la madera, siempre que su obtención se haga bajo unas condiciones sostenibles de tala y replantación.

Su funcionamiento es relativamente sencillo: el calor se obtiene mediante la quema o combustión de leños de madera en el hogar de la estufa que, según su diseño y el material del que esté fabricada, puede emitir calor por radiación o por convección.
Su instalación apenas requiere de grandes obras, aunque sí es necesaria la colocación de una salida de humos vertical al tejado o cubierta.
Resultan idóneas para calentar estancias abiertas de entre 25 y 100 m2 como apartamentos o lofts o también como complemento a un sistema de calefacción en zonas más frías de la vivienda.
También debemos tener en cuenta que hay que dejar una distancia de seguridad de al menos 1 metro entre las estufas y los muebles y cortinas. Si la pared es inflamable conviene dejar también cierta distancia o añadir una placa protectora. Sobre todo, si instalamos una chimenea de hierro fundido, ya que este material emite un calor radiante muy potente.

Consejos de uso

• Aislar ventanas y puertas para mantener el calor dentro del hogar y evitar que entre frío.
• Programar el encendido y apagado de la calefacción para reducir el consumo.
• La temperatura ideal dentro del hogar es de 20º.
• Ventila todos los días tu casa, por lo menos 10 minutos.
• Durante el día abre las cortinas para que entre el sol.

Consejos de seguridad

• Todos los calefactores y estufas emiten calor, por lo que no debes acercar prendas o elementos que puedan incendiarse.
• Se recomienda elegir un sistema de calefacción que posea un apagado de seguridad a cierta temperatura, o que corte la energía que va al calefactor en caso de sobrecalentamiento.
• Si tienes niños, elegí convectores que posean sistema antivuelco, que los apaga automáticamente en caso de caída. También es recomendable fijarlos al muro y en altura, para evitar accidentes.

¿Qué te parecieron estos consejos? ¡Esperamos te hayan servido y que los pongas en práctica! Encontrá todo lo que necesitás en Sodimac.com