Bienestar y tecnología para el baño con columnas de ducha

Las columnas de ducha ayudan a tener baño confortable y relajante, además tonifican tus músculos, oxigenan e hidratan la piel, eliminan toxinas y grasa, y activan el sistema sanguíneo. En Sodimac pueden asesorarte para que aproveches los beneficios de una columna de ducha.

¿Cómo elegirla?

Espacio
Medí el espacio donde instalarás tu columna de ducha, considerando alto, ancho y profundidad. Si tu baño tiene un receptáculo, en vez de una bañera, eligí una que te permita moverte con comodidad. Algunos modelos expulsan chorros de agua con presión que pueden mojar el resto del baño si no contás con una cabina o el espacio necesario para que el agua drene fácilmente.

Presión de agua
Considerá la presión de agua disponible en tu casa, una columna necesita la misma presión que una grifería normal.
Pero si la presión es baja o el agua que sale no es muy abundante, es probable que la columna no funcione adecuadamente. Con la presión correcta te  aseguras un buen desempeño de todas las partes de la columna, especialmente si tiene jets de hidromasaje.

Material
Debes elegir el material con que está fabricado, cada uno aporta sus características físicas, pero también estéticas:
Fibra de vidrio: Ideal para lugares como el baño, ya que no absorbe humedad, no produce hongos y no se contrae con altas o bajas temperaturas.

Acero inoxidable: Permite que obtengas una máxima durabilidad, conservación y una presentación armoniosa.
Vidrio templado y ABS: Convierte a la ducha en un espacio siempre brillante y con una apariencia de diseño contemporáneo. Además, el plástico ABS es muy resistente.
Bambú: Es una madera con un tratamiento especial, que le entrega resistencia a la corrosión y humedad. Hace que el baño se vea más cálido y rústico.

Color
El clásico metal cromado no es la única alternativa. Hay columnas de ducha fabricadas con materiales como acero, vidrio templado y aluminio, que te permitirán elegir colores como rojo, blanco, negro e incluso madera.