10 trucos para simplificar la limpieza de la casa

No es cuestión de gustos, sino de necesidad. Limpiar la casa es una tarea que no puede postergarse indefinidamente, así que compartimos 10 trucos que te ayudarán a ahorrar tiempo y te harán la vida más fácil. Vale repartir todo entre los integrantes de la casa, máxime en estos días que muchos están en el hogar.

1. Barrer es primordial
Esta tarea debe comenzar la limpieza. Si antes de barrer sacás el polvo o la tierra de los muebles, estás haciendo las cosas de manera incorrecta. Primero barré, porque la mugre que se levanta puede terminar nuevamente en los muebles. Si usás aspiradora, podés invertir el orden.

2. De arriba a abajo
En el momento de preguntarse ¿cómo hacer la limpieza? Barrer, limpiar el polvo, etcétera, la recomendación es hacerlo de arriba a abajo. De lo contrario, al repasar las zonas superiores, ensuciarás las inferiores.

3. Planificá
En ocasiones, es mejor y más práctico hacer una limpieza profunda cada 7 días, que limpiar de a poco día tras día. De hecho, esta es la principal recomendación en tareas como lavar la ropa: así ahorrás agua y tiempo.

4. Qué día te conviene
Por lo general, los días en los que más desorden se hace en casa son los fines de semana, por lo que ponerse a pensar cómo limpiar un sábado o un domingo es poco recomendable. Mejor elegí un lunes.

5. Empezá por tu dormitorio
Si hay un espacio que debemos tener limpio es el dormitorio. De hecho, empezar la limpieza por esa habitación puede ser motivador para seguir porque suele ser la que menos tiempo insume.

6. Orden todos los días
La mejor fórmula para que hacer una limpieza que no agote, es mantener el orden en tu cotidianidad. No acumular nada en la cocina y lavar todo apenas lo uses es el primer paso.

7. El piso
Barrer a diario y pasar un paño cada dos días —a excepción del baño— puede derivar en que sea suficiente fregar el piso solo una vez a la semana.

8. Planchado
Una rutina de tareas domésticas que no es aburrida se hace más llevadera. ¿Qué tal si planchás mientras mirás tu serie favorita? Estirar y doblar bien la ropa luego de retirarla del tendedero hará menos escabrosa esta tarea. Si al descolgar la ropa ya vas doblándola cuando veas tenés lo que no requiere plancha listo para guardar.

9. Baño y cocina
El baño y la cocina, particularmente, tienen una ventaja: los podés limpiar y acomodar sus elementos cada vez que estás haciendo algo en ese lugar, como cepillarte los dientes y dejar la bacha limpia. Esperar se cocine algún alimento para limpiar la heladera. Te tomará dos minutos.

10. Usar fundas en los sofás
Son útiles cuando tenés visitas, aunque podés dejarlos de manera permanente. Las fundas evitarán que tu sofá se llene de restos de comida o se estropee con alguna mancha.