Cuidados para mantener el césped de nuestro jardín

El sol calienta con menos intensidad y hay menos horas para disfrutar sus rayos. Incluso es probable que no todo nuestro jardín reciba su luz o calor. Es momento de ajustes y cuidados en el patio, para que el césped se sobreponga al frío y en Sodimac podrás encontrar todo lo que necesitás.

Con menos evaporación, el suelo está más húmedo y es necesario disminuir la frecuencia y cantidad de agua. Hay que regar menos y quienes cuenten con programadores de riego deben dejarlos solo en modo manual, así regarán sólo en caso de que el otoño o invierno sean muy secos.

El césped crece menos y podrán espaciarse los cortes. Si se cortaba una vez por semana durante el verano, podrá pasarse a una vez cada diez días y luego el corte podrá ser quincenal. Es importante subir la altura de corte de la máquina porque si cortamos muy bajo corremos el riesgo de dejar lamparones durante muchas semanas (sí, ahora demora más en crecer).

En el jardín comienzan a caer hojas, algunas quedan lindas hasta vistosas en el suelo, ¿qué hacemos?, ¿las dejamos o las juntamos? Podemos dejar algunas, pero no dejemos que se forme una capa que pueda ahogar nuestro césped o facilitar el desarrollo de hongos.

Hasta el mes de setiembre las plantas no requieren aporte extras de fertilización porque casi ni crecen. En estos meses conviene pasar una escobilla de alambre para peinar el césped y sacar las partes muertas, esto ayudará a airearlo.

En este momento del año, pese al frío, aún se ven céspedes que parecen praderas verdes. En esos patios y jardines se ha sembrado la semilla denominada rye grass, que tiene la particularidad de brotar en otoño, invierno y comienzo de primavera y morir con el calor.